Despacho 24hrs | GRATIS por compras sobre $30.000*
PAGA EN 6 CUOTAS SIN INTERÉS

Cómo lavar tus frazadas

Cómo lavar tus frazadas

Definitivamente los días fríos ya están llegando y si a la falta de calor natural le sumamos la cuarentena, es la combinación perfecta para que pases todo el día envuelt@s en una frazada. Además en las noches ya son necesarias por lo que much@s ya estamos buscando en nuestros closets esas añoradas frazadas. Te recomendamos que antes de usarlas, les hagas un buen lavado, ya que llevan meses guardadas. Aquí te enseñamos cómo hacerlo:

Si bien algunos dirán que lo mejor es llevarlas a la lavandería, podemos ahorrarnos perfectamente ese gasto y lavarlas en casa. Lo primero y que siempre aconsejamos es leer la etiqueta de la prenda. Las frazadas están hechas de distintos tipos de tela por lo que siempre hay que asegurar el mejor trato de lavado para ese tipo de tela en particular. Por ejemplo, lo mejor para la lana es lavarla a mano. Los tejidos sintéticos los puedes lavar en máquina sin problema.

En caso de tener que lavar a mano tu frazada, utiliza un recipiente grande o la tina de tu baño, la idea es que la tela no quede tan arrugada al momento de lavar. Primero que nada, recuerda sacudir muy bien la frazada para eliminar todo el polvo acumulado, también puedes ayudarte con la aspiradora. Cubre la prenda con agua tibia y disuelve en ella el detergente que vas a usar. Deja la prenda remojando algunas horas, idealmente anda removiendo la frazada para que el detergente se impregne en toda la tela. Luego, debes aclarar muy bien con agua para eliminar todos los residuos de detergente, hasta que el agua salga completamente clara. Escurre con cuidado, puedes usar una toalla para estrujar y así, esta absorba más agua. Para secarla, déjala estirada y colgarla en un lugar donde no le llegue sol directo.

Para lavar frazadas en la lavadora, también debes preocuparte antes de sacudirla bien. Puedes poner una o dos pelotas de tenis dentro de la máquina, esto va a permitir que la prenda se mueva alrededor del tambor y que el lavado sea más parejo. Elige un ciclo suave de lavado con agua fría. Puedes agregar un suavizante de telas: te recomendamos los suavizantes Downy, que dejan tus prendas con olores frescos y agradables durante mucho tiempo. Para secar, al igual que en el lavado a mano, deja la frazada lo más estirada posible a la sombra.

En caso de que tu frazada tenga manchas específicas y difíciles de remover, te recomendamos algunos productos disponibles en nuestros pasillos de limpieza:

· Vanish Quitamanchas Power Gel: al tener cabezal masajeador, permite una mejor penetración del producto en la mancha, sin dañar los tejidos y evitando que tengas que fregar mucho la prenda.

· Vanish Pack Pote Quitamanchas Ropa Blanca + Color: funciona en todo tipo de manchas. Es eficiente en múltiples tipos de telas y temperaturas incluso en agua fría. Para las frazadas sintéticas de colores, esta es una muy buena alternativa.

· Mom’s Goop: idealmente úsalo en frazadas blancas o de colores claros para remover manchas y no pasar a llevar el color de la tela. Es especialmente útil para sacar manchas aceitosas recientes.

· Frosch Quitamanchas ropa Bebé: para las frazadas de los más pequeños de la casa, puedes utilizar este quitamanchas especialmente diseñado para eliminar las manchas en las telas de guagua. Al no contener cloro, es adecuado tanto para ropa blanca como de color. Además, es un producto ecológico, con envase reciclado y reciclable.

Ya tienes todos los tips para dejar tus frazadas impecables para esta temporada de invierno. Mientras las uses, te recomendamos hacer lavado de tus frazadas idealmente un par de veces al mes.