$0
0 artículos en el carro de compra

Cómo sacar manchas de dulces de la ropa de los niños

¿Dulce o travesura? Cómo sacar manchas de dulces de la ropa de los niños


Llega la época del año donde los padres tenemos que armarnos de valor y hacernos la idea de ir a buscar dulces con los niños. Los vemos más que ilusionados tratando de parecer princesa, o el superhéroe de moda, aunque si son más chicos disfrutamos vistiéndolos ridículos y nos exponemos a un reto y un reproche en el futuro de cómo alguna vez los podemos haber vestido así. Sí, padres, adivinaron: llegó Halloween. Así que prepárense para recorrer todo el barrio y poner su mejor cara para acompañar a los retoños a pedir dulces. La lata es después, de cómo sacamos esas manchas pegotes de golosina de la ropa. Si no nos avivamos en el intento de robar los caramelos y chocolates a nuestros niños y se lo comen y… más encima se manchan la ropa, este post es para ti. Conoce los mejores consejos para sacar los dulces pegados de las prendas de tus hijos.

Este tipo de manchas en general son más difíciles porque al ser tan pegajosas si no se lava de la manera correcta puedes exponer a dañar la fibra de la ropa. Este truco casero te va a servir: pon talco o sal en la prenda y después la remojas en agua caliente con un poquito de amoniaco. Los dulces, al tener colorantes suele dejar manchas rebeldes, por eso para combatirla, puedes echarle agua oxigenada y agua (en cantidades iguales) y la aplicas sobre la estampa. Después de esto se suavizará y podrás lavar con tu detergente favorito, que por supuesto conseguirás en nuestro pasillo de limpieza.

Si la ropa que tus niños mancharon es delicada, como la seda o un hilo más fino, lo mejor es poner glicerina, ya que sacará la suciedad. Después de este paso, ponle encima papel absorbente para cubrirlo. Este simple procedimiento hará que al meterla a la lavadora, la mancha de dulce salga.

Si la ropa de tu hijo no se puede meter al agua o a la lavadora, te recomendamos frotar delicadamente la mancha con un poco de alcohol y amoniaco, diluidos en agua tibia. Esto eliminará por completo la mancha de golosina o de los posibles chocolates que se zamparon tras su aventura de Halloween. Ármate de valor y aplica estos consejos siempre que tus niños hayan tenido una sobredosis de azúcar. A ti también te servirán cuando te comas el resto de su colecta de noche de brujas.


¿Te gustan estos consejos? ¡No olvides compartir esta publicación con tus amigos!

¡Contáctanos!





Trabajamos con las mejores plataformas: