$0
0 artículos en el carro de compra

Cambio de clóset ¡Llegó el cambio de temporada!

Ya es definitivo, los días están más fríos. Por semanas se estuvo asomando tímidamente el otoño, sugiriéndonos una chaqueta más gruesa y una que otra frazada extra en la cama. Al cambio de estación, buena cara. Al menos la ropa de invierno en general suele ser más producida. ¡Aprovecha esta semana santa para hacer el cambio de clóset verano a invierno y sacar tus mejores tenidas para esta temporada!

Es importante que nuestro clóset se ajuste a nuestro estilo de vida y nos ayude a ahorrar tiempo, lo más preciado para nosotros y la creencia de Punto Limpieza. Por esto, es necesario procurar mantenerlo impecable, donde cada cosa tenga un lugar definido, para que te facilite la vida.

Pero cuando cambia la temporada, especialmente la ropa de verano a invierno debemos redistribuir nuestro clóset y darle prioridad a lo que realmente ocuparemos. La ropa de invierno al ocupar más espacio por los abrigos y chalecos suele ser un caos, pero acá te damos tips prácticos para que afrontes esta tarea y puedas activar tu Marie Kondo intern@.

1. Pon toda tus prendas arriba de tu cama para ver con qué te quedas esta temporada y qué definitivamente vas a desechar. Hay mil cosas que uno no se pone y es buen momento para donarlas o hacer una venta de garage. Selecciónalas para después ver qué realmente irá para tu clóset de invierno temporada 2019.

2. Refresca tu ropa. Piensa en esos pantalones, camisas, chalecos y abrigos que estuvieron guardados durante todo el invierno. Teniendo en cuenta las instrucciones de lavado, siempre leyendo las etiquetas, te recomendamos un ciclo de lavado corto para refrescar las prendas que estuvieron encerradas todo el verano. El lavado rápido no solo tiene la ventaja que es más rápido que el lavado normal, ya que si lo combinas con media carga podrías lavar muy rápido algunas prendas sin consumir mucha energía. También significa que puedes usar menos detergente y seguir ahorrando. ¡Además ayudas al medioambiente!

3. Para guardar la cantidad de cosas que implica la ropa de invierno, sumado a su gran volumen, te recomendamos usar cajas, canastos u organizadores colgantes, que podrían reemplazar los cajones. Un tip útil es ordenar por materialidad, por ejemplo, los abrigos peludos o las chaquetas de distinto material, nunca hay que dejarlas cerca de camisas o blusas para que no se peguen las pelusas.

4. Guarda la ropa de verano en cajas plásticas, de esta manera no se llenará de polvo en el clóset. Cuando hagas tu renovación de clóset para la próxima temporada no se te olvide refrescarla también. Te recomendamos que antes de guardar tus prendas siempre hagas un ciclo de lavado rápido, de 15 minutos, con tu detergente favorito que encontrarás en nuestro pasillo de limpieza.

5. Juégatela por ordenar tu ropa por colores y materialidad. ¡Clóset ordenado, mente sana!

El orden por no tan atractivo que parezca es un gran panorama para estos días feriados de Semana Santa ¡Juégatela e invita a tus amigos a conocer estos datos!

¡Contáctanos!





Trabajamos con las mejores plataformas: