$0
0 artículos en el carro de compra

Cómo lavar las pantys

Cómo lavar las pantys

Cuando ya se empiezan a sentir temperaturas más bajas, lo primero que se asoma de nuestro clóset son las pantys. Fieles compañeras del frío, y también cuando se quiere lucir un vestido, o usar como primera capa debajo de los pantalones para las más friolentas. En esta prenda es esencial el cuidado, para tenerlas siempre en buen estado ¡Acá te damos los tips!

A diferencia de otro tipo de prendas, las pantys te recomendamos lavarlas siempre a mano, con un buen detergente. Si bien se pueden meter a la lavadora, es muy importante conocer los consejos para no percudirlas, ni que se llenen de pelusas.

Esto es un tip que vas a pensar que nos pegamos en la cabeza, pero es cierto. Para que te duren mucho más, recién compradas, congélalas (sí, mételas en el refrigerador) para usarlas por primera vez. El modus operandi es el siguiente: mojas, escurres, metes en una bolsa plástica, las congelas, descongelas, cuelgas, y ¡voila!

En el caso de que te las quieras jugar por lavar las pantys en lavadora (sí, también la flojera nos gana) mételas en una bolsita de tela, especiales para la máquina. Te recomendamos en este caso lavar con detergente de piel sensible. Considerando la bolsa vas a evitar que se enganchen o que se les corra un punto. Acá tienes que escoger el programa delicado.

Si optas por la opción más segura que es lavar a mano, debes dejar remojar tus pantys unos minutos en agua fría, con la medida adecuada de detergente de piel sensible, y después aprietas (con suavidad) hasta remover el detergente. Para el secado, ponlas en la sombra apoyadas en un toalla para que absorban el exceso de agua.

¡Cuéntanos cómo te va con estos tips! Y cuéntale a tus amigas para lucirte con tus pantys ;)

¡Contáctanos!





Trabajamos con las mejores plataformas: