Despacho 24hrs | GRATIS por compras sobre $30.000*
PAGA EN 6 CUOTAS SIN INTERÉS

Cómo limpiar y mantener tu sillón de cuero o cuerina

Cómo limpiar y mantener tu sillón de cuero o cuerina

Las ventajas de tener sillones de cuero o cuerina son muchas. Este tipo de tapicería es duradera y aporta un toque de distinción y calidad a cualquier hogar. Sin embargo, este material requiere cuidados muy delicados para que siempre se vea y mantenga en buenas condiciones. Aquí te explicamos cómo limpiar correctamente un sofá de cuero para mantenerlo en buen estado y que luzca siempre como nuevo.

1. Lo primero que debes hacer es preocuparte de evitar la acumulación de polvo y suciedad en tu sillón, por lo mismo, aspira al menos una vez a la semana. Asegúrate de pasar bien la aspiradora por las costuras y las hendiduras, ya que ahí es donde se acumula más suciedad.

2. Luego de aspirar, pasa un trapo suave humedecido con agua tibia para limpiar el sillón, esto debería ser parte de tu rutina básica para cuidar el cuero. Es importante que no frotes fuerte el paño sobre el material, si no que lo pases con cuidado en círculos.

3. Una vez incorporada esta rutina, puedes mantener la limpieza del cuero de tu sillón aplicando alguno de estos productos:

· En PuntoLimpieza contamos con un producto experto en remover manchas y suciedad para sillones de cuero o cuerina: el BaciAqua, limpiador italiano especializado. Con este producto debes rociar la parte abrasiva de una esponja y frotar en círculos con cuidado por las zonas del sillón. Luego debes ir retirando la suciedad suelta con un paño húmedo.

· También puedes usar jabón suave neutro mezclado en agua destilada, el cual ayuda a eliminar restos de grasa, ceras, entre otros. La aplicación se realiza igual que con el BaciAqua: con una esponja ligeramente humedecida, aplicas en movimientos circulares.. Déjalo secar una hora y, a continuación, saca brillo con un trapo suave.

· Un producto casero y fácil de utilizar para limpiar el cuero, es clara de huevo batida, la cual puedes aplicar sobre las manchas y dejar actuar unos minutos; para después eliminarla con un paño húmedo.

· Si se derrama algún líquido en tu sillón, lo más recomendable es secar rápidamente la zona manchada con un papel absorbente. Recoge el líquido desde el exterior hacia el interior para evitar que se extienda.

4. Otros puntos a considerar: no expongas los sillones de cuero a la luz directa del sol para evitar que se decoloren. El calor puede hacer que se quiebre la superficie del cuero, por lo que es aconsejable mantenerlos alejados de las fuentes de calor. Y por último, no utilices nunca un producto sin haberlo probado antes en una parte no visible del sillón para ver cómo reacciona.

¡Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad y que den buenos resultados!