$0
0 artículos en el carro de compra

Cómo limpiar tu alfombra

Cómo limpiar tu alfombra 

Uno de los protagonistas indiscutidos de cualquier pieza es la alfombra. Es que viste, te cambia el look de tu dormitorio o living, y además puedes jugar con la sensación de amplitud de un espacio. Eso sí, al igual que el piso, recibe lo peor de nosotros. ¡Acá te damos tips prácticos para que puedas mantener tu alfombra impecable!

Todas las alfombras necesitan cuidado. Al estar ahí debajo de nuestros pies día a día, reciben lo peor de nosotros, pisadas, restos de comida, tierra, polvo ¡entre tantas otras cosas! De hecho, hoy en día muchas personas optan por no tener alfombras debido al trabajo que implica tenerlas limpias.

Al limpiar una alfombra el simple combo agua+jabón nunca es suficiente, ya que muchas veces las manchas se pegan por mucho tiempo, por lo que es más difícil sacarlas. Los productos en polvo pueden ser una buena alternativa ya que actúan de un modo rápido y nos ahorran la tarea de secado.

Si usas un detergente en polvo, esparce abundantemente el producto por la alfombra y deja que repose, idealmente toda la noche, así suavizará las manchas y eliminará los malos olores. Al día siguiente pasas la aspiradora en las áreas claves y ¡listo!

Dato: Para manchas específicas de alfombra, un producto estrella que tenemos en nuestros pasillos virtuales de limpieza es el Mom’s Goop. Además de ser súper útil en alfombras y tapicería, puede ser usado en ropa. Lo aplicas es seco y pasas una escobilla por la mancha y verás como poco a poco la mancha comienza a desaparecer.

Si te vas por trucos caseros, hay elementos básicos que puedes encontrar en tu casa y lograr grandes resultados. El bicarbonato de sodio es un gran aliado a la hora de eliminar las indeseadas manchas y además eliminar esos olores que quedan pegados en las alfombras.

Tip: Para las manchas con muy mal olor te recomendamos mezclar en cantidades iguales agua blanco y vinagre blanco y aplicar con un paño.

Por otro lado, en el caso que te la quieras jugar con un detergente líquido, te recomendamos:

1. Hazle caso al envase y no te sobrepases con la dosis de detergente, en muchos casos igual tendrás que diluir la solución en agua.
2.
No humedezcas la alfombra demasiado, solo en las manchas claves, sino el tiempo de secado se te hará eterno.
3.
Frota la zona con una escobilla de cerdas resistentes, y deja que la alfombra se seque.
4.
Pasa la aspiradora para sacar el jabón una vez que tu alfombra no esté húmeda, para cerrar tu operación con broche de oro.

Pon a prueba estos tips y comparte tu experiencia con nosotros ¡Queremos ver cómo te va!

¡Contáctanos!





Trabajamos con las mejores plataformas: