$0
0 artículos en el carro de compra

Cómo limpiar tu chaqueta de cuero

Si hay una prenda que es taquilla por excelencia es la chaqueta de cuero. También, al tener una es probable que es de esas prendas que nos duren para siempre. Muchas pueden ser nuevas, pero otras heredadas (que están intactas) y son nuestro broche de oro para esa tenida casual. Por eso ¡Hazla durar décadas! Aquí te dejamos los consejos para tener una relación a largo plazo con tu chaqueta más querida.

1.Puedes usar un limpiador de cuero: este producto te será de lo más útil ya que no sólo se aplicará a la chaqueta sino también a otras áreas como un sillón de cuero, o los asientos de tu auto, por ejemplo. Estos limpiadores tienen la ventaja que contienen ingredientes que limpian la suciedad y las manchas. Sus aceites ayudan a suavizar el cuero y mantenerlo perfecto en el tiempo.

2. Agua y jabón: Acá hay que tener especial cuidado ya que el exceso de agua puede dañar el cuero. Moja una toalla en el limpiador y frota tu chaqueta para quitarle la suciedad, hazlo con mucha suavidad y paciencia para que el material no sufra ningún percance. Luego, utiliza otra toalla limpia para eliminar el exceso de limpiador de tu chaqueta. Ésta deberá quedar reluciente y humectada.

Para los innovadores, desde ya te advertimos que el calor directo puede ser malo para el cuero, sobre todo si ha sido humedecido, así que no se te ocurra meter la chaqueta en la máquina secadora o usar un secador de pelo.

3. Una vez al año, para mantener el material impecable, aplica a tu chaqueta un acondicionador de cuero en toda su superficie exterior. Esto te ayudará a combatir la humedad y a dejarla y flexible, así evitarás esas clásicas grietas por sobre uso.

Así que ya sabes si tienes una chaqueta de cuero o bien quieres hacer una inversión, sigue nuestros consejos para que te dure para siempre y después heredársela a tus futuras generaciones. ¡Aplica estos tips y usa tus mejores pintas!

¡Contáctanos!





Trabajamos con las mejores plataformas: