Despacho 24hrs | GRATIS por compras sobre $30.000*
PAGA EN 6 CUOTAS SIN INTERÉS

Pasos para limpiar tu refrigerador

Pasos para limpiar tu refrigerador

El refrigerador es un elemento en la cocina cuya correcta limpieza y desinfección es muy importante. Al estar en constante contacto con los alimentos suele ensuciarse con mucha facilidad, basta el derrame de alguna salsa, sobras que se pegan, verduras que llevan más del tiempo que debían, etc. Esto además, produce hongos y bacterias que al pasarse a otros alimentos pueden ser peligrosos para la salud, sin dejar de lado el mal olor que producen. Es por esto que te enseñamos paso a paso cómo limpiar tu refrigerador y qué productos usar.

1. Desenchufa tu refrigerador: lo ideal y más fácil es que hagas la limpieza con las puertas abiertas, y si esto lo haces con el refrigerador conectado a la corriente vas a consumir mucha energía y de forma innecesaria.

2. Saca todos los alimentos: te aconsejamos aprovechar esos momentos a fin de mes donde el refrigerador está prácticamente vacío o antes de realizar las compras. Saca toda la comida para que la limpieza sea una tarea más fácil para ti.

3. Desmonta las bandejas: vas a necesitar desarmar las piezas que están en el interior que sean desmontables, así podrás acceder a todos los rincones y limpiar cada pieza por separado.

4. Limpia y desinfecta: para esto necesitas un limpiador que además desinfecte para eliminar las posibles bacterias y hongos. Para esto te recomendamos usar el Sanytol Multiuso Desinfectante, que no contiene cloro, lo cual es perfecto para las superficies que estarán en contacto con la comida. Lo aplicas en las paredes, esquinas, puertas y gomas con un trapo húmedo, lo dejas actuar unos minutos y lo vas retirando con el paño.

5. Limpia las bandejas y las otras piezas: realiza el mismo trabajo que en el punto anterior, asegúrate de sacar bien los restos pegados, para esto te recomendamos usar el Sanytol Antigrasa Desinfectante.

6. No te olvides de las juntas de las puertas: es aquí donde se acumula más suciedad y también pueden formarse hongos con la humedad. Limpia esta zono ayudándote con cepillo de dientes para acceder a los rincones más difíciles.

7. Limpia el exterior del refrigerador: pon especial atención a los espacios donde abrimos y cerramos la puerta. También es importante que limpies bien la parte de atrás del refrigerador, ya suele acumularse mucha suciedad que puede terminar dañándolo y deteriorando su funcionamiento.

Una vez que hayas terminado con todos los pasos vuelve a ubicar todas las piezas del interior y los alimentos que hayas tenido que sacar. Con esto ya tienes tu refrigerador limpio, desinfectado y seguro para tu comida.