Despacho 24hrs | GRATIS por compras sobre $30.000*
PAGA EN 6 CUOTAS SIN INTERÉS

¿Cómo hacer una buena limpieza de los utensilios de tu guagua?

¿Cómo hacer una buena limpieza de los utensilios de tu guagua?

¿Se acerca la llegada de un nuevo miembro de la familia? ¿Tienes niños pequeños? Entonces este post es para tí y para tod@s los futuros padres/madres. Los artículos que utilizan las guaguas para alimentarse no se deberían lavar como el resto de la vajilla que usamos los adultos debido a que ellos no tienen un sistema inmune completamente desarrollado, lo que hace que sean mucho más susceptibles a las bacterias. Por lo mismo, aquí te damos algunos consejos para realizar una correcta limpieza de estos artículos.

La correcta limpieza de los utensilios que usamos para alimentar a nuestros hijos, influye directamente en su estado de salud. Una mala práctica de higiene conlleva a enfermedades gastrointestinales y/o infecciones. Por ello, la Organización Mundial de la Salud recomienda que todo el material que se utilice para alimentar a los bebés, sea esterilizado y limpiado antes de usarlo (productos como mordedores, patos de hule, chupetes, etc, también deben ser considerados como parte de este grupo de utensilios). Para lograrlo, te recomendamos los siguientes tips:

  1. Lo primero y más importante: todos los artículos deben limpiarse después de cada uso.
  2. No utilices cloro, ni limpiadores corrosivos. Existen lavalozas especiales para lavar botellas, chupetes, y otros. Te recomendamos el Lavalozas Biodegradable para Utensilios de Bebe de Frosch, el cual contiene una fórmula suave, totalmente segura y libre de componentes químicos. También puedes utilizar los lavalozas de la marca Dawn o Freemet, los cuales protegen la piel, son rendidores y no dejan residuos.
  3. Cada marca tiene su diseño y cada objeto se compone distinto, pero para cualquier cosa que sea desmontable: tienes que desarmar todo para lavar cada parte por separado.
  4. Deja remojando todo lo que tu guagua use en un recipiente lleno de agua caliente y algunas gotas de lavaloza.
  5. Utiliza un cepillo para ayudarte a llegar a los rincones de los utensilios, especialmente para las partes del biberón. Luego de ser usado, asegúrate de lavar el cepillo y que no quede ningún residuo en él.
  6. Aclara todos los utensilios después del lavado para eliminar cualquier residuo de jabón. Coloca todas las vajillas en un área donde pueda tener mucho aire para reducir el riesgo de aparición de moho u hongo, debes asegurarte de que quede todo bien seco antes de volver a usar.
  7. Para esterilizar los utensilios (especialmente los que están recién comprados), puedes sumergirlos por completo en agua hirviendo durante algunos minutos. Revisa que el material que compone cada objeto no se deforme con el calor.

¡Con estos tips ya tendrás todos los utensilios de alimentación en perfectas condiciones para tus niños!