$0
0 artículos en el carro de compra

Que los recuerdos de la celebración no queden en tu mantel

Que los recuerdos de la celebración no queden en tu mantel


¿Cuántas veces ha pasado que estrenas el mantel blanco justo para esa comida muy especial y post evento nos produce un ataque las manchas de aceite, comida y sobretodo las temidas marcas de vino que demuestra lo bien que lo pasaste, pero a la vez augura un sufrido lavado al día siguiente?

En el momento mismo de la tertulia y el goce, uno ni se fija en las manchas ni en el derrame de más de una copa. Todo pasa cuando al día siguiente, cuando te levantas y aprecias (o desprecias) este cuadro: los platos apilados, los restos del banquete de la noche anterior, un sin fin de copas y vasos vacíos (¡ni siquiera sabías que tenías tantos!) y lo peor... el mantel con esas malditas estampadas.

En medio de la desesperación por el caos que está en tu casa, cuando te estás jurando a ti mismo que nunca más ofrecerás tu hogar como punto de encuentro para los comensales, haces de todo: llamas a tu mamá a ver si te puede dar un tip milagroso, o te das vuelta Google buscando todos los consejos de cómo dejar el mantel impecable, o simplemente te rindes y te empiezas a despedir del mantel.

En el momento que decides pasar de la preocupación a la acción te recomendamos los siguientes tips para que nunca dejes de ser el mejor anfitrión:

1.- Remojar: mientras te craneas en cómo vas a dejar tu precioso mantel impoluto, comienza remojándolo para ablandar las manchas. Sí, funciona. Y vas a ver como el paso siguiente será menos terrible. Déjalo algunas horas, mientras te relajas en otra actividad (lavar los platos de la noche anterior dicen que es una terapia infalible).

      2.- Aplicar detergente: no te olvides que antes de sumergir el mantel en agua, verter también tu detergente favorito que puedes encontrar en PuntoLimpieza.cl:

      - Ariel Power Liquid: detergente líquido concentrado para lavar ropa blanca y de color. Su fórmula líquida contiene una alta concentración de ingredientes activos que penetran profundamente en las fibras al pre-tratar, removiendo manchas y ayudando a prevenir signos de desgaste.

      - Detergente líquido TIDE: detergente líquido concentrado número 1 en Estados Unidos. Ofrece una limpieza superior en todo tipo de prendas.

      Detergente líquido GLUP: sin colorantes añadidos, más amigable con el medio ambiente por su composición. Para lavadoras automáticas con carga frontal y superior.

      3.- Tipo de lavado: si tu mantelería es delicada, deberás sacrificarte con el lavado a mano, restregando bien las manchas con la siempre útil ayuda de una escobilla suave. En cambio, si tu mantel es de una tela resistente, lo tienes que echar a la lavadora y elegir un ciclo que se adecúe al tipo de tela, siempre con agua fría y evitando el centrifugado, para no percudir el material.


      ¡Esperamos que nuestros consejos te hayan servido! ¡Queremos que ocupes menos tiempo en la limpieza y más en hacer las cosas que más te gustan!

      ¿Te gustaron estos tips? Si es así, invita a tus amigos a que nos conozcan

      ¡Contáctanos!





      Trabajamos con las mejores plataformas: