Despacho 24hrs | GRATIS por compras sobre $30.000*
PAGA EN 6 CUOTAS SIN INTERÉS

Covid-19: Diferencias entre sanitizar y desinfectar

Covid-19: Diferencias entre sanitizar y desinfectar

Dentro de la contingencia sanitaria en la que nos encontramos actualmente, hay varios términos asociados al cuidado y prevención del Covid-19. Es importante que tengamos cierta claridad con respecto a los aspectos básicos de cada concepto para así lograr mejores procedimientos y, con ello, prevenir de forma correcta. En el siguiente post nos enfocamos en definir y diferenciar los principales términos usados: sanitizar y desinfectar. Conocer las diferencias de ambos procesos nos ayudará a tener en cuenta las aplicaciones e importancia de cada uno.

Todos los días estamos expuestos a la presencia de gérmenes y bacterias, lo que puede generar diversos problemas a la salud. Si estas cuentan con condiciones favorables, pueden multiplicarse de forma exponencial. Para evitar esto, la sanitización y desinfección son los procesos más adecuados para higienizar al máximo los espacios. Ambos conceptos son similares, pero tienen diferencias que vale la pena conocer.

Sanitización

Su objetivo es reducir la mayor cantidad posible de microorganismos que se encuentren presentes en el ambiente o en superficies. Se lleva a cabo con sustancias que ayudan a eliminar este tipo de organismos. Cabe resaltar, que la sanitización reduce, y no mata, el crecimiento de una bacteria, virus o hongos. Los productos utilizados poseen propiedades germicidas o antimicrobianas, es decir, que inhiben el crecimiento o la presencia de estos microorganismos.

Sanitizar es particularmente importante en los procesos de preparación de comida o en áreas donde los gérmenes y hongos pueden causar infecciones estomacales.

El proceso correcto que se lleva a cabo para sanitizar un área es:
Enjuague: elimina el exceso de suciedad
Limpieza: aplicación de jabón o detergente para limpiar
Aclarado: elimina los restos de las sustancias jabonosas
Sanitización: Aplica la sustancia sanitizante para reducir las bacterias y microorganismos.

Desinfección

Este proceso es más efectivo contra el Coronavirus, ya que consiste en la eliminación absoluta de los microorganismos que puedan ser nocivos para nuestra salud (gérmenes, virus, hongos). El proceso de desinfección implica el uso de productos a base de alcohol o antisépticos, para garantizar la eliminación y propagación de los organismos que se acumulan en el ambiente y superficies. Debemos considerar que la desinfección no necesariamente elimina la suciedad y los desechos visibles de una superficie y es mucho más eficaz si primero se realiza una limpieza básica del lugar para luego utilizar algún desinfectante: si una superficie no se limpia primero, los gérmenes pueden ocultarse debajo de la suciedad y reducir la eficacia del desinfectante.

Específicamente en el caso del Covid-19, las gotas que propagan virus pueden caer sobre superficies como escritorios, asientos, encimeras o superficies de contacto frecuente, por eso es importante mantener desinfectadas superficies como interruptores, perillas, llaves, dispensadores, barandas, etc.

El proceso correcto que se lleva a cabo para desinfectar un área es:
Limpieza: aplicación de jabón o detergente para limpiar
Aclarado: Se eliminan los restos de las sustancias jabonosas
Desinfección: se aplica la sustancia desinfectante para eliminar los organismos patógenos.

Encuentra productos desinfectantes en nuestros pasillos de limpieza ingresando AQUÍ.

Con esta información, podemos decir que la principal diferencia entre un desinfectante y un sanitizante es que, el desinfectante debe tener una mayor capacidad para matar bacterias patógenas en comparación con la de un sanitizante.

Ahora ya sabes, existen algunas diferencias sutiles, pero importantes, entre sanitización y desinfección. Procura siempre mantener tus espacios limpios y desinfectados!