$0
0 artículos en el carro de compra

Trucos para secar la ropa en invierno

Trucos para secar la ropa en invierno


El verano nos facilita la vida en muchas maneras en las tareas domésticas, y una de ellas es el secado. Uno puede dejar la ropa colgada y por el calor tenemos garantizado que en unas horas ya estará apta para uso. Todo lo contrario es en invierno, donde no tenemos un lugar que con seguridad nuestras cosas lavadas estarán secas y además dependemos de la inclemencia del clima. Además si dejamos las cosas colgadas dentro de la casa va a llegar verano antes que se sequen.

En PuntoLimpieza te dejamos los mejores trucos para darte una mano con la tarea de secado

Una alternativa es tender la ropa dentro de la casa. Eso sí, nada te asegura que se seque inmediatamente. Lo que es clave acá es el lugar donde vas a disponer de tu centro de secado. Hay que evitar que coincida por cercanía en sectores donde se puedan mezclar olores de comida o cigarro, por ejemplo. Un buen lugar es el living ya que circulará el aire y no es un sector precisamente húmedo.

No seques tu ropa en zonas húmedas, ni con olores. Si debes hacerlo usa por lo menos un deshumidificador.

Ahora un tip de secado rápido, donde no vas a tener la necesidad de tender la ropa es enrollando tu prenda en una toalla de ducha seca. De esta manera va a escurrir todo el exceso de agua, y cuando hayas hecho este paso deberás enrollar nuevamente para que absorba todo el exceso. Frota un rato si la prenda no es tan delicada para obtener mejores resultados. Después, si queda húmeda te recomendamos usar un secador de pelo, recomendable mínimo a 10 centímetros de distancia para no quemar nada. Si no tienes apuro, puedes dejar colgando tu prenda en una pieza más calefaccionada, o bien cerca de una estufa.

Para evitar que tus prendas salgan tan empapadas de la lavadora y para no tener que esperar una eternidad para que tu ropa de seque, te recomendamos lavarla en ciclos cortos con centrifugado rápido. Esto permitirá que la lavadora escurra el exceso de agua dando vueltas velozmente. Así cuando sacas tus cosas de la máquina para colgarlas la mitad de la pega ya la tienes hecha, ¿Qué mejor?

Para prendas pequeñas de uso diario, como tu ropa interior a calcetines, puedes secarlas una por una con secador. Nunca uses una temperatura muy caliente, para que evites dañar las telas. Controla el calor del aire usando un nivel medio para secar tus cosas de manera más natural.

¿Te gustaron estos trucos? ¡¡Simples y fáciles para poder sobrellevar los últimos meses de frío!!

Si te sirvieron nuestros consejos, ¡recomiéndanos a tus amigos!

¡Contáctanos!





Trabajamos con las mejores plataformas: