Despacho 24hrs | GRATIS por compras sobre $30.000*
PAGA EN 6 CUOTAS SIN INTERÉS

Tips para limpiar tu horno

Tips para limpiar tu horno

El horno es un electrodoméstico imprescindible en la cocina, pero a la vez, es el que suele estar más sucio y el que siempre queremos evitar limpiar. Probablemente en este periodo de cuarentena, vari@s le hemos sacado el jugo. El problema principal en el horno son los derrames de alimentos y grasa en su interior, los cuales con el paso de los días se van haciendo cada vez más difíciles de remover. Por lo mismo, la clave es intentar ser constante en su limpieza para evitar el cúmulo de restos y grasa pegada. Te dejamos a continuación algunos tips para mantener y limpiar tu horno.

Si es que acabas de cocinar, asegúrate de apagar el horno y esperar a que este se enfríe. Luego saca las piezas de su interior y déjalas remojando en agua caliente con lavaloza. Antes de aplicar cualquier producto, remueve todos los trozos de comida que puedas retirar con tus manos.

Para la limpieza, te recomendamos 3 productos que puedes encontrar en nuestros pasillos de limpieza:

· Mr. Músculo Limpiahornos: el cual cuenta con una espuma auto emulsionante para las suciedades dentro del horno. Elimina la grasa dura y la suciedad difícil.

· Frosch Antigrasa Pomelo: hecho en base a extractos de pomelo, es altamente efectivo para quitar la grasa y suciedad acumulada en el horno y cocina. Es la mejor opción si quieres evitar el uso de químicos.

· Kh-7 Antigrasa: desengrasante profesional que saca la grasa y todo suciedad, incluyendo lo incrustado y más difícil de remover.

Cualquiera sea el producto que utilices, recuerda siempre revisar las instrucciones y precauciones del fabricante.

Aplica el producto en el interior y en la puerta del horno, haciendo especial énfasis en las zonas más sucias. Ten precaución de que el producto no entre en áreas donde se encuentren conexiones eléctricas y los ventiladores.

Deja actuar el producto por unos minutos y con un paño húmedo vas removiendo. Para esto, no uses materiales abrasivos con una esponja, ya que esta puede rallar las superficies. Repite el proceso cuantas veces sea necesario y algo muy importante: aclara hasta que no quede rastro del producto dentro del horno.

Un tip natural muy útil que puedes aplicar antes es el jugo de limón, el cual ayuda a remover la grasa, y lo mejor, disminuye los malos olores que pueden quedar en el horno. Para usarlo, vierte el jugo de un par de limones mezclados con agua en la bandeja del horno e introdúcela. Lo ideal es aplicarlo justo después de cocinar para aprovechar el calor residual, pero si no, enciende el horno a una temperatura media y déjalo actuar unos 30 minutos. Luego retira la bandeja y verás que la limpieza será mucho más sencilla.

Esperamos que estos consejos te ayuden. Lo más importante es que mientras más constante seas, menos trabajo tendrás.